La Salud en Astrología Médica

la salud en astrologia medica

Para poder tratar útilmente la cuestión de la salud en un tema, el practicante se beneficiaría si asimilara ciertas nociones esenciales de medicina y anatomía. Una enseñanza tal no entra naturalmente en el marco de este manual. Sin embargo, podemos dar informaciones muy útiles relativas a las influencias astrales sobre el organismo humano y sobre las enfermedades. Las notas astro médicas que exponemos a continuación son el fruto de la observación y de la colaboración científica entre astrólogos y médicos competentes.

NOCIONES SINTÉTICAS SOBRE LA ACCION PSICOLÓGICA DE LOS PLANETAS

SOL: vital.

LUNA: nutritiva.

MERCURIO: nervioso.

 VENUS: linfático.

MARTE: inflamatorio.

JUPITER: pletórico.

SATURNO: crónico.

URANO: espasmódico.

NEPTUNO: comatoso.

SOL Y MARTE: energía vital.

LUNA: natural y expulsiva.

MERCURIO Y URANO: mental.

LUNA, VENUS, JUPITER Y NEPTUNO: nutritivos.

SATURNO: retentivo.

LUNA: fluidica, limpiadora.

SOL: vital. MERCURIO: constructor de tejidos nerviosos.

LUNA, VENUS, JUPITER Y NEPTUNO: celulares.

MARTE: fibroso.

 SATURNO: cartilaginoso.

 SOL: hiperémico.

LUNA: anémica.

MARTE: hipertrofiado, agudo, excesivo, que ensancha.

SATURNO: atrofiado, paralítico y que reduce.

JUPITER: plétora esténica.

VENUS: plétora asténica.

URANO: perversión, fractura.

NEPTUNO: disipación.

MERCURIO: receptor, reflector, amalgamador.

 SOL: caliente y seco.

MERCURIO: frío y seco.

MARTE: caliente y seco.

SATURNO: frío y seco.

LUNA: fría y húmeda.

VENUS: caliente y húmedo.

JUPITER: caliente y húmedo.

URANO: frío y seco.

NEPTUNO: caliente y húmedo.

CALIENTE: expansión, vitalización.

FRIO: contracción, cristalización, concreción.

HUMEDO: relajación, movilidad, plasticidad.

SECO: radiación, irritación.

SATURNO: deprime.

MARTE: activa.

SATURNO: enfermedades largas, a menudo crónicas.

LUNA: trastornos que se repiten, periodicidad.

MERCURIO: enfermedades variables.

SOL Y JUPITER: enfermedades cortas.

MARTE: enfermedades cortas y muy agudas.

Nota: el hombre melancólico necesita rayos de color rojo (Marte) para reconfortarlo. E1 hombre violento necesita luz azul (Saturno) para calmarlo. Para curar una enfermedad de Marte se utiliza un remedio de Saturno y viceversa; se cura mediante los contrarios.

LAS PARTES DEL CUERPO Y LAS FUNCIONES REGIDAS POR LOS PLANETAS

SOL: vitalidad, corazón, espalda, frente, vista (ojo derecho).

LUNA: funciones naturales, digestión, eliminación, menstruación. El estómago, el busto, la vista (ojo izquierdo), los pechos, la matriz (sexo femenino interno).

MERCURIO: los nervios, la respiración, locomoción y movimiento, los pulmones, el cerebro, la razón, los intestinos, los brazos, las manos, la palabra y los medios de expresión, la percepción.

 VENUS: sangre venosa, garganta, cuello, sexo externo femenino, pechos, sensibilidad táctil, sensualidad, sentido del tacto; ovarios, riñones.

MARTE: fuerza muscular, el hierro en la sangre, los glóbulos rojos, la energía, la nariz, el pene, el ano, la vejiga, la cabeza, el sentido del gusto.

JUPITER: sangre arterial, circulación, hígado, semen, sentido del olfato.

SATURNO: osamenta, bilis, bazo, cartílagos, concreciones, sales minerales, calcio, el oído.

ASCENDENTE: forma corporal general, resistencia física, temperamento y herencia.

EFECTOS PATOLÓGICOS DE LOS PLANETAS AFLIGIDOS

SOL: trastornos del corazón, fiebres, dolor en la espalda, enfermedades de la columna vertebral; dolencias biliosas, enfermedades de los ojos; oftalmia, cataratas; desvanecimientos.

TIPO SOLAR: inflamación del cerebro, de los ojos y del corazón.

LUNA: hidropesía, clorosis, vómitos, escrófula, tumores y abscesos, vista deficiente, miopía (en Aries: conjuntivitis). Dolores femeninos. Fríos, catarros, pérdidas menstruales, trastornos fluídicos, dolencias del estómago, vértigos, epilepsia e histeria.

TIPO LUNAR: las atonías, las insuficiencias, las estagnaciones, las pasividades. Histero epilepsia; sonambulismo natural; tuberculosis, insuficiencia ovárica.

MERCURIO: desarreglos nerviosos, mentales y respiratorios. Defectos de pronunciación. Dolores de cabeza, problemas.

TIPO MERCURIANO: alternancia de sobreexcitaciones y de depresiones nerviosas, bajones bruscos del estado general provocando gran variedad de trastornos funcionales. Parálisis y ataxia por agotamiento; surmenage. Excesos en las épocas de tensión.

VENUS: dolores de garganta y en el cuello; amígdalas inflamadas. Quistes, difteria. Enfermedades de los riñones. Sífilis. Enfermedades provocadas por una vida disipada.

TIPO VENUSIANO: todas las intoxicaciones que amenazan al organismo cuando está cansado. Costumbres sedentarias, falta de ejercicio.

MARTE: inflamaciones, fiebres agudas, operaciones, heridas y quemaduras. Desarreglos de la nariz, de los músculos y del aparato genital. Hemorragias. Fístulas, hemorroides. Arteriosclerosis. Enfermedades contagiosas e infecciones.

TIPO MARCIANO: fiebres, erupciones, congestión, hipertrofias, accidentes, heridas y quemaduras.

JUPITER: trastornos sanguíneos. Enfermedades hepáticas, plétora, pleuresía. Callos y abscesos, tumores.

TIPO JUPITERIANO: diatesis artrítica en ciertos grados y trastornos consecutivos.

SATURNO: enfermedades crónicas y persistentes. Reumatismos. Parálisis, sordera; hipocondría, trastornos cutáneos, fríos, tuberculosis, gangrena, mortificación. Atrofias, enfermedades óseas y de la médula espinal.

TIPO SATURNIANO: diatesis renal, depósitos calcáreos. URANO: trastornos espasmódicos. Fracturas, espasmos, hipo, calambres, “chocks”, epilepsia, enfermedad de Parkinson, crisis.

TIPO URANIANO: trastornos nerviosos y espasmódicos.

NEPTUNO: trastornos psíquicos, locura. Coma, letargo, modorra profunda, catalepsia, obsesión, sonambulismo, éxtasis. Muerte o enfermedad a causa del abuso de bebidas, drogas o estupefacientes. Estupor, confusión mental, somnolencia, alucinaciones, trances, pánicos, monomanía persecutoria.

TIPO NEPTUNIANO: trastornos mentales y letárgicos, trances.

LOS CUATRO TEMPERAMENTOS

TEMPERAMENTO BILIOSO: depende de los signos de Fuego, de Marte y del Sol. Predispone a los trastornos biliosos o inflamatorios, vuelve la naturaleza excitable, temeraria o febril. Da predisposiciones activas, políticas o militares.

TEMPERAMENTO NERVIOSO: depende de los signos de Tierra, de Mercurio, Urano y Satúrno. Forma de actuar precipitada, agitada, alerta; predisposición a los trastornos mentales. Tendencias científicas, comerciales, intuitivas y de estudio.

TEMPERAMENTO SANGUINEO: depende de los signos de Aire y del planeta Júpiter. Otorga una circulación activa, un cuerpo rechoncho, una naturaleza jovial y optimista, una tez bonita, pero predispone a la apoplejía. Tendencias activas e industriales.

TEMPERAMENTO LINFÁTICO: depende de los signos de Agua, de la Luna, de Venus y de Neptuno. Naturaleza anémica y lánguida, letárgica; predisposición a la hidropesía, carencia de glóbulos rojos en la sangre. Facultades artísticas, contemplativas, emocionales y plásticas. Nota: los biliosos y los sanguíneos actúan; los nerviosos y los linfáticos piensan y sienten.

Fuente:  EXTRAÍDO DE : MANUAL DE ASTROLOGIA, SINTESIS Y NOTAS TOMADAS DE VARIOS AUTORES

Wordpress themes