Luna Llena en Aries 2018

La Luna llena en Aries tendrá lugar el 25 de septiembre (hora española)

horoscope-639126_640

horizontal break

¿Dónde te cae esta Luna Llena en Aries en tu mapa?
Calcúlalo ahora gratuitamente con AstroSpica

acceder-ahora

horizontal break

Llega de nuevo ese tan esperado momento de la Luna llena en Aries, un tiempo en que las emociones están más a flor de piel y se nos ofrece la oportunidad de hacer una toma de consciencia acerca de las energías que están aflorando en nuestro fuero interno y que, de alguna manera, también tendrán una manifestación externa.

Cuando la Luna florece, es decir, nos muestra su máximo brillo o plenilunio en el signo de Aries, ya podemos estar preparados para lidiar con emociones como la rabia y la ira, así como también con situaciones donde se evidencie, en el mejor de los casos, el ímpetu, la valentía, o bien, en el peor de los casos, la violencia y la agresividad.

Aries, por otra parte, está relacionado con el impulso vital y sexual, representa la fuerza que nos empuja hacia la vida y el instinto de supervivencia.

Es el signo que simboliza el inicio, la chispa, el emerger de la vida que ha de vencer algún tipo de barrera o atravesar alguna puerta para salir al mundo y tomar consciencia de sí misma en cuanto a individuo, es con Aries pues que surge la ilusión de separación, un yo, un personaje o entidad única y diferenciada del resto de manifestaciones de la creación, haciendo entonces referencia al sentimiento de identidad y a la autoafirmación.

Esta Luna pues nos llevará a autoafirmarnos en esa/s área/s de la vida relacionadas con la casa astrológica donde acontezca el plenilunio en nuestra carta, así como en aquellos asuntos relacionados con las energías planetarias que pueda activar la Luna llena por tránsito en nuestra carta.

Igualmente, es posible que demos inicio a algo vinculado a esas áreas y energías, o que vivenciemos a través de estas las emociones y/o conflictos propios del signo.  Sea como sea, es importante estar atentos a la gestión de estas emociones así como a encontrar canales creativos para encauzarlas sanamente, como el deporte o cualquier método que nos ayude a canalizar el exceso de energía y el stress que este puede producir.

Al estar Marte, dispositor de las energías de esta Luna, por su regencia sobre el signo de Aries, transitando en el errático y explosivo signo de Acuario, las energías que esta Luna removerá en nosotros tenderán a expresarse de forma sorpresiva y descontrolada, así que no estará de más respirar profundo ante cualquier arrebato de ira, así como ante cualquier provocación externa que  pudiera presentarse, para evitar e lo posible enzarzarnos en discusiones o peleas, teniendo el oportuno insight  que nos permita observar nuestra rabia interna o proyectada y verla con la mirada despierta propia de Acuario.

Es muy posible que sea en los terrenos regidos por la energía acuariana tales como el de la amistad, de los grupos, las redes y/o los movimientos sociales donde experimentemos situaciones en que la energía marciana que disposita a la Luna en Aries esté presente en cualquiera de sus formas, ya sea de impulso, iniciativa, vitalidad, autoafirmación, agresividad, violencia, etc.

Marte además se encontrará haciendo conjunción a Lilith y al Nodo Sur en Acuario y formando, junto a estos, una Gran Cruz Cósmica con Venus en  Escorpio, Urano en Tauro y el Nodo Norte en Leo.  Dicha configuración promete tensión, inestabilidad, discusiones  e, inckuso, riesgo  de ruptura en lo referente a las relaciones de pareja, esto podría manifestarse, en el mejor de los casos, como una catarsis transformadora que fortalecerá la relación tras verse tambaleada o sometida a  momentos de agitación, angustia y/o stress. 

Esta configuración también ofrece, no obstante, la oportunidad de tomar iniciativas novedosas o acciones sorpresivas que estimulen la relación , refuercen el compromiso y aumenten la intensidad de la misma venciendo así la rutina y la monotonía y permitiéndonos liberar y canalizar la tensión energética reinante de forma creativa y constructiva.

Dicho sea de paso que, con Venus en Escorpio, las mujeres en general estaremos pisando el terreno de la sombra, lo cual puede hacer resurgir viejos traumas y emerger contenido reprimido en la psique, ya sea que se trate de miiedos, frustración, talentos y/o capacidades que tendremos que explorar e integrar a la conciencia de la forma más sana y creativa posible.

heartsickness-428103_960_720

Tal pasaje por el territorio de la sombra también suele conllevar sentimientos y actitudes muy  profundos , viscerales e intensos  tales como los celos, el apego, la posesividad,  el comtrol, la envidia, el odio, así como una tendencia a mostrarnos más misteriosas, sabias y apasionadas.  Por su parte, con Lilith en Acuario tendremos además un encuentro revelador con la sabiduría del eterno femenino  y una actitud más rebelde antes lo masculino,  dada su actual conjunción con Marte en este signo, que, por otra parte, tendrá a los hombres bastante revolucionados, rebeldes, con ansias de libertad, aunque también con una actitud más amistosa y fraternal pero reclamando más espacio personal si es que acaso sienten que no lo tienen .

Así que tendremos que ser bastante empáticos si queremis resolver la tension entre las energías masculinas y femeninas durante esta lunación.

Por si fuera poco, también tendremos otra T cuadrada de la que la misma Luna, acompañada de Quirón en el signo de Aries, forma parte, junto a Saturno y Vesta en Capricornio y el Sol, Mercurio y Ceres en Libra.

Esta configuración puede hacer referencia, entre otras cosas, a los miedos que hemos conservado bajo la creencia de ser una especie de resguardo, los límites o barreras que hemos levantado para evitar ser heridos o, incluso, herir a otros, aunado al sentimiento de pérdida de algo muy querido, o bien, a nuestro intento desesperado de no perderlo o de rescatarlo.  A veces puede que nos volvamos fríos y actuemos a la defensiva precisamente por miedo a experimentar esa pérdida y ante cualquier supuesta amenaza, alteración o inestabilidad sentirnos frustrados e irancundos.

También es posible que en un intento de calmar la ansiedad y la ira del otro seamos rechazados, o bien, que lo seamos por expresar la rabia que anida nuestra herida.  La comunicación, la diplomacia y la complicidad que tengamos con el otro serán fundamentales para resolver cualquier conflicto y propiciar una reconciliación y/o retornar a la armonía.

En fin, esta será una Luna de alto voltaje emocional.

Ni que decir del ambiente familiar y social que podría llegar a evidenciar también mucha tensión e, incluso, agitación y/o agresividad.  Puede que hasta se rompa alguna cosa en casa, ya sea un plato o algún electrodoméstico, por algún lado tiene que salir tanta tensión e irritación.

Por su parte, el Sol, recién entrado en el signo de Libra, acabando de inaugurar el Equinoccio de Otoño nos recordará cuan importante es mirarnos en los espejos de nuestras relaciones, apreciar la belleza, abogar por la justicia y la armonía y, sobre todo, compartir y arrojar luz los unos sobre los otros, pues pronto nos sumergiremos en la exploración de nuestra oscuridad y necesitaremos saber que no estamos solos, que alguien esperará nuestro retorno del profundo reino de las sombras cuando, de aquí a seis meses, la primavera nos obsequie en sus brotes la tan ansiada renovación de la Vida,.

Toda esta metáfora que hace referncia al mito de Kore/Perséfone resume el simbolismo de la estación otoñal que recién inauguramos y que es toda una alegoría del viaje de la semilla al interior de la tierra, de la tristeza de la madre natura que ve como su creación languidece y del peregrinaje iniciático del alma humana a lo más profundo de su mundo interior.

Que encontremos en este toda la sabiduría que nos aguarda como un tesoro oculto que nos será revelado sólo si tenemos la valentía de transitar el reino que guarda nuestra sombra.

Meditemos pues en la preparación de este descenso simbólico que será profundamente transformador, empoderador, enriquecedor y que impulsará desde la raíz nuestra evolución en la espiral de la conciencia.  La balanza ya se inclina tan hondo y tan alto como cada uno precise, ni más ni menos, respondiendo a la búsqueda de la armonía universal.

 

nathacha-oura
Nathacha Oura

Consultora de Astrología y Tarot

http://nathachaoura.blogspot.com.es/

CURSO DE ASTROLOGÍA GRATIS
Aprende Astrología con nuestro Curso de Iniciación
Recibe nuestras lecciones por email
Si detectamos que no abres nuestros correos, te daremos de baja automáticamente.