Luna Llena en Capricornio 2018

La Luna llena en Capricornio tendrá lugar el 29 de junio de 2018

capricorn-1860183_960_720

horizontal break

¿Dónde te cae esta Luna Llena en Capricornio en tu mapa?
Calcúlalo ahora con AstroSpica

acceder-ahora

horizontal break

Ya se aproxima la Luna llena para mostrarnos el florecimiento o clímax del actual ciclo o lunación.

En esta ocasión contará con el signo de Capricornio como telón de fondo, un signo de naturaleza fría, práctica y racional, donde la Luna no se encuentra nada cómoda ya que corresponde a su lugar de exilio o destierro por ser el opuesto a su signo de domicilio, el maternal, fluctuante y emocional signo de Cáncer, desde donde el Sol se encuentra iluminándola.

Y para hacer más contundente tal acontecimiento, el astro lunar estará en compañía de Saturno, que además de ser dispositor de esta Luna por su regencia sobre el signo de Capricornio, se encuentra domiciliado y en conjunción a esta, concentrando así la energía de esta Luna en ese sector del cielo, en los dominios de la Cabra Marina, brillando concretamente desde el grado 6 del signo.

Este símbolo, la Cabra Marina, representa la cristalización de la materia que ha surgido del mundo de la sin forma, del mar infinito de lo insustancial.

Capricornio hace pues referencia al mundo material, a todo lo que tiene forma y, por tanto, está determinado por el paso del tiempo, representado por Saturno, el regente de este signo de Tierra, que nos enseña a crecer, a madurar y a envejecer y, con ello, nos confronta con la cruda realidad del ciclo de encarnaciones, recordándonos que todo en este mundo material está sometido a ciclos y al paso inexorable del tiempo.

Esta Luna llena en Capricornio viene, entre otras cosas, a hacernos tomar mayor conciencia del tiempo y de la materia, las estructuras, los límites, las leyes y normas, los horarios, la rutina, la monotonía,  enfrentándonos con la realidad del día a día y conectándonos con la necesidad de organización, paciencia, constancia , seriedad y disciplina, así como con todas aquellas necesidades que podamos tener a nivel práctico, proponiéndonos trazar nuestras metas en función de estas.

A nivel emocional, la tendencia será a tener una actitud algo más fría o distante de lo normal, así que no será raro notar algo de antipatía o rechazo, pudiendo experimentar alguna situación en la que nos sentimos rechazados, criticados o juzgados, o bien en la que nosotros adoptemos tal actitud hacia otro/s.

Al ser la Luna significador de los temas familiares, de la casa, de hogar y de la madre y lo femenino en general, es muy probable que notemos esta sensación de frialdad, rechazo y/o juzgamiento en el mismo núcleo familiar, o bien, que la vivenciemos a través de alguna experiencia con la madre o alguna otra figura femenina.

En todo caso, los afectos pueden estar pasando una especie de prueba y el karma familiar puede estarse notando especialmente en este período. Es momento de concretar asuntos relacionados con la casa, el hogar o la familia y cumplir a rajatabla con las responsabilidades que correspondan y resolver asuntos de tipo práctico, algunos podrían sentir, incluso, que la familia les exige más de lo acostumbrado, o bien que les encargan tareas pesadas, difíciles o tediosas.

La conjunción Luna/Saturno en Capricornio también podría hacernos estar más exigentes a nivel emocional, como si no tuviéramos suficiente, independientemente del mucho o poco afecto que nos expresen los demás, y lo más seguro es que deseemos que nos lo demuestren con hechos, de forma práctica y tangible.  Será muy importante, sobre todo, el sentir que somos respetados y tomados en serio.  Puede también que sintamos que los demás nos demandan precisamente lo mismo.  

Sea como sea, es un tiempo en el cual se nos pide madurez emocional, sobriedad, teniendo cuidado en no caer en esa frialdad saturnina y volvernos un témpano de hielo si sentimos que nuestras demandas no son respondidas como esperamos.  

Saturno nos hace medir todo en cuanto a expectativas, nos lleva a trazarnos metas, objetivos, a plantearnos desafíos, a aspirar obtener cosas muy concretas y, si no lo logramos, entonces nos sumerge en un sentimiento de frustración y, estando en su propio signo de regencia, Capricornio, esta puede experimentarse de forma especialmente amarga, hasta el punto de hacernos sentir bloqueados, cansados, incluso desganados, sin embargo, este signo nos invita a persistir, a no rendirnos, a hacer como las cabras o los montañistas que, de forma lenta pero segura, sabiendo bien donde pisar, van ascendiendo hasta llegar a la cima.

animal-1336764_960_720

Y así, con esta conjunción Luna/Saturno en Capricornio, nos encontraremos con desafíos internos, con emociones congeladas, con vertientes emocionales de las que sentiremos miedo a caer, con la promesa de una cima que nos hemos propuesto alcanzar.  Y al final, pase lo que pase, habremos ganado madurez y experiencia.

Entre las muchas cosas que nos enseña Saturno en Capricornio podríamos resaltar el hacer respetar nuestros límites, así como también respetar los límites de los demás, en este caso, los límites en lo relativo a lo emocional, la intimidad, lo femenino, los temas familiares, de la casa, la comida, etc.

No es buen momento, por ejemplo, para darse un atracón, con esta Luna llena en Capricornio es mejor comer de forma más bien comedida, comer lo justo, puede que algunos, incluso, se noten algo inapetentes.

Saturno también hace referencia a la austeridad, así que estando conjunto a la Luna llena en Capricornio, puede que experimentemos algún tipo de carencia o restricciones en cuanto a la casa o el hogar, ya sea en lo relativo a la comida o alguna otra necesidad.

Es importante resaltar, además, que Saturno actualmente se encuentra retrógrado, llevándonos a revisar nuestras metas y responsabilidades, a reestructurarnos y reorganizarnos;  puede que nos haga sentir que todo se ralentiza y que no es el momento más apropiado para construir, no obstante, es más bien un tiempo de reconstrucción, así como de replanteo de nuestras metas para hacerlas más firmes y concretas.  Saturno retrógrado nos pide interiorizar su energía, ayudándonos a darnos cuenta de donde están los errores y los bloqueos que nos impiden crecer y nos llama a trabajar en la solución a través del desarrollo de sus virtudes y cualidades, tales como la disciplina, el trabajo, el orden, la paciencia, etc.

Estando en conjunción a esta Luna llena, es posible, por ejemplo, que nos replanteemos alguna meta en lo relativo a la vivienda, la familia, la nutrición, los afectos, la intimidad o las emociones, que ambicionemos una mejora estructural en alguno de estos ámbitos, ello puede deberse a que no nos sentimos satisfechos con como se desarrollan, que nos reconcoma el sentimiento de que podría ser mejor. 

Puede también que se nos exija o exijamos el cumplimiento de responsabilidades, sobre todo de tipo familiar o de negocios, que habían sido aplazadas o que se habían visto interrumpidas, o por el contrario, que experimentemos retrasos en el cumplimiento de algunas de estas.  También es probable que vuelvan viejos recuerdos, cosas que hace mucho tiempo habían quedado en el pasado y que quizá debamos recordar para integrar mejor la lección que nos dejaron.  Por otra parte, es buen momento para replantear y reorganizar nuestra rutina, así como revisar nuestro calendario, para reajustar metas y objetivos.

Saturno siempre nos propone, entre otras cosas, crecer, madurar, concretar y, en este caso, lo hará en función de aquellos temas relativos al simbolismo lunar, instándonos a hacerlo de forma sumamente práctica, organizada y realista, como corresponde al signo de Capricornio.

Por si fuera poco, esta conjunción Luna/Saturno en Capricornio se encontrará en trígono con Urano en Tauro, que puede, entre otras cosas, llevarnos experimentar cambios radicales y/o repentinos en cuanto al tema económico, puede que a algunos les llegue un dinero inesperado, otros, en cambio, algún gasto que no estaba incluido en su presupuesto y que afecte la economía doméstica.  Esta ganancia o gasto repentino también puede estar vinculada a algún negocio propio.  También es posible, por ejemplo, que algún amigo nos eche una mano con dinero o algún recurso que necesitemos para superar algún bache familiar o en nuestro negocio, o para ayudarnos a concretar alguna meta.

Podría ser, así mismo, que aprovechásemos la energía de Marte retrógrado en Acuario, cuyo dispositor es, precisamente, ese Urano en Tauro y reiniciar algún emprendimiento que haya quedado en standby o inconcluso, podría ser algo relacionado con las redes o con grupos, o alguna iniciativa con antiguos amigos, con el objetivo de generar dinero y poder paliar dificultades del hogar o cumplir metas, ya sea familiares y/o de negocio o alguna otra meta realista que ambicionemos en nuestro fuero interno.

En todo caso, no es buen momento para llevar a cabo nuevas iniciativas hasta que Marte retome su movimiento directo, sino más bien, como he dicho antes, reanudar aquellas que quedaron pendientes, en ambos casos es muy aconsejable revisarlas antes de pasar a la acción.  Sea lo que sea, actuemos con la debida prudencia, realismo y organización, asegurándonos de que todo está en orden, y que el nivel de riesgo es asumible, de lo contrario, en lugar de construir, nos veremos sometidos a desatinos y/o a más restricciones y exigencias que quizá no nos compensen.

También es importante resaltar la T cuadrada que estará siendo conformada por el Sol en Cáncer y la Luna y Saturno en Capricornio con el Centauro Quirón, conocido como el Sanador Herido, que se encuentra recorriendo a su ritmo los primeros grados del signo de Aries y que vendrá a ser el ápice o punto focal de esta T cuadrada que nos invitará a trabajar una herida relacionada con alguno o varias de estos puntos:  La personalidad, la voluntad, el liderazgo, el ímpetu, la iniciativa, los emprendimientos, la violencia, la guerra, la lucha o, bien, con lo masculino.

La casa por donde esté transitando en nuestra carta natal, así como cualquier planeta que pueda estar aspectando en la misma nos aclararán en que ámbito de la vida y a través de que experiencias se vivenciará esta herida y/o cumpliremos la función de sanador herido.

Que esta Luna llena en Capricornio nos ayude a crecer y a madurar, a ser más prácticos, realistas y objetivos y a cocrear con los pies en la tierra los recursos que necesitemos y usar creativamente aquellos que ya poseemos para ayudarnos cumplir nuestras metas.

 

nathacha-oura
Nathacha Oura

Consultora de Astrología y Tarot

http://nathachaoura.blogspot.com.es/

3 thoughts on “Luna Llena en Capricornio 2018


CURSO DE ASTROLOGÍA GRATIS
Aprende Astrología con nuestro Curso de Iniciación
Recibe nuestras lecciones por email
Si detectamos que no abres nuestros correos, te daremos de baja automáticamente.