Luna Llena en Aries 2015, los dos eclipses y el Equinoccio

Tendrá lugar el próximo lunes 28 de septiembre de 2015

eclipse-lunar

Esta lunación es especialmente dinámica, pues durante ella se vienen desplegando acontecimientos cósmicos muy importantes.

El primero de estos ha sido el eclipse parcial de Sol con el que dio origen la misma, en el grado 20 de Virgo, el segundo, la reciente entrada del equinoccio de otoño para el hemisferio norte, al cual solemos llamar 0 Libra de Libra, pues su inicio está determinado por la entrada del astro rey en el grado 0 de este signo y la cual tuvo lugar el día 23 de septiembre a las 08:20 horas (UTC) y, el tercero, el eclipse total de Luna y súper Luna, que tendrá lugar durante la madrugada del 28 de septiembre, a 04º de Aries, comenzando a las 00:12 horas (UTC), 02:12, hora española, ofreciéndonos una Luna llena muy especial y digna de admirar pues, si las condiciones meteorológicas lo permiten, podremos apreciar, en aquellos lugares del mundo donde el eclipse sea visible, una luna que, al obscurecerse, tomará un matiz de color rojizo.

Que mejor homenaje al guerrero signo de Aries que mostrarnos su color sobre la superficie lunar y además con un tamaño relativamente más grande del que acostumbramos a verla puesto que se encontrará en el punto de perigeo lunar, es decir, el punto de la órbita lunar en el cual esta se encuentra más cercana a la Tierra y al que los astrólogos también llamamos Príapo, representando así un simbolismo asociado a este antiguo Dios de la fertilidad.

A través de este artículo haremos un recorrido por estos acontecimientos para definir la impronta cósmica que se viene desarrollando a lo largo de esta lunación, por demás activa.

Su inicio estuvo marcado por un eclipse parcial de Sol en el signo de Virgo, aunado a toda una serie de aspectos entre los demás astros que enmarcaron tal acontecimiento.

Para comprender el significado esencial de ese eclipse solar, hemos de recordar que el Sol representa la Luz de la consciencia que se encuentra velada tras el brillo deslumbrante y cegador del ego, así como también nuestro propósito vital, nuestro potencial creativo talentos, el brillo personal y la vitalidad.

También simboliza reyes y gobernantes en general, por eso los eclipses de Sol, así como los de Luna siempre han tenido gran relevancia en la Astrología Mundana, que estudia, entre otras cosas, el destino político de las naciones.

Cuando el Sol es eclipsado por la Luna, la cual representa al pueblo, o los pueblos en general, nos hace pensar en que, de alguna manera, el pueblo se superpone ante la figura de un gobernante, opacando su protagonismo; podría tratarse, por ejemplo, de un pueblo que protagoniza una revolución, de un rey que cae o que abdica a favor de su heredero, o bien, puede hacer referencia a alguna figura femenina, que se antepone ante una figura masculina, cobrando mayor protagonismo que esta.

En este sentido, por tratarse del signo de Virgo, el foco recae sobre temas relativos a asuntos laborales, pudiendo hacer por ello referencia a huelgas laborales, que podrían opacar las figuras representativas de empresas importantes y/o de mandatarios y poner en evidencia la ineficacia de estos.

Igualmente, puede hacer referencia a un cargo importante dentro del medio laboral que es reemplazado parcialmente por una figura femenina, o bien, un jefe que delega mayores responsabilidades y visibilidad a sus trabajadores, posiblemente sobrecargándolos de trabajo.

Virgo está relacionado, además, con la salud y la nutrición y, por tanto, tal eclipse podría representar complicaciones de salud que afectan a alguna figura importante en algún ámbito, haciiendo que el pueblo vuelque su atención sobre esta.

Solar-eclipse

Así mismo, problemas relacionados con el ámbito sanitario, posibles reclamos de la población ante una asistencia inadecuada e ineficaz, un servicio de urgencias desbordado ante la ocurrencia de algún acontecimiento grave e, incluso, algún hecho que perjudique al personal médico o a sanadores en general.

En este caso, llama la atención el reciente suceso ocurrido en Alemania, donde varios homeópatas tuvieron que ser llevados a urgencias debido a una extraña intoxicación con alucinógenos, de la cual se sospecha pueda tratarse de un atentado premeditado contra este gremio.

Por otra parte, al tratarse Virgo de el signo en el que ocurrió el eclipse solar, un signo que evoca los fragmentos o partes de un todo, no es de extrañar que sea precisamente en esta lunación que veamos situaciones en las que un gobierno o poder comienza un proceso de desfragmentación ante el clamor de la voluntad popular, tal es el caso de la actual situación de Catalunya que busca impulsar su independencia del estado español.

Virgo es también el signo relacionado con los animales domésticos, así que un eclipse en tal signo como apertura de una lunación que tiene su climax con la Luna llena en Aries también puede disparar la alarma sobre el tema del maltrato animal en torno a costumbres populares violentas y nada respetuosas con la vida de nuestros hermanos animales.

A un nivel más personal, el eclipse parcial de Sol ocurrido al comienzo de esta lunación puede hacer referencia al inicio de un proceso de trabajo emocional en el que la razón es en cierta forma opacada para poder observar y experimentar con mayor intensidad nuestro impulso emocional y ver la sombra del alma, es decir, aquellas emociones que hemos estado negando y/o de las cuales no éramos conscientes y que ahora emergen para ser experimentadas e integradas.

Al ser un eclipse parcial y, por lo tanto, no haberse obscurecido el Sol por completo, nuestro mundo emocional y subjetivo ha dejado cierto margen a la objetividad solar para arrojar luz en torno a esa sombra que se revela ante nosotros, así que, de alguna manera, hemos de saber aprovechar esa cuota de objetividad, esa certera luz que nos ofreció el Sol al principio de la actual lunación, preñada de la capacidad analítica y organizativa del signo de Virgo y darle un sentido práctico a eso que emerge de lo más profundo del alma.

Y así ha proseguido creciendo la Luna en su actual ciclo haciéndonos partícipes de otro acontecimiento cósmico de vital importancia, la entrada del equinoccio de otoño el pasado 23 de septiembre.

Se ha abierto la puerta del año que nos invita a poner en la balanza todo lo hecho hasta ahora, ya la criba de las semillas ha sido realizada durante el paso del sol por el signo de Virgo y ahora toca pesar las semillas obtenidas, así como degustar los frutos de la labor realizada hasta ahora.

La balanza es el instrumento de pesaje, para los antiguos egipcios, las almas, en el más allá, habían de ser pesadas en la balanza de Maat, Diosa de la justicia. Este proceso o examen es inherente a la ley de acción y reacción, el karma, en la perpetua búsqueda del equilibrio dentro del océano de la existencia samsárica. Cuando el péndulo es empujado hacia la derecha acaba como resultado yendo hacia la izquierda según la fuerza que le fue transmitida, y viceversa; toda acción genera una reacción y todas las cargas son compensadas, en búsqueda de la armonía universal.

19300001313282131096008464168

Imagen: H. P. Kolb

El signo de Libra está representado por esa balanza que está en constante búsqueda del equilibrio, intentando armonizar las cargas, pesando cada cosa para determinar su valor; para esto realiza comparaciones en base a un modelo predeterminado, ya sea de belleza, de calidad, de moral, un modelo que de alguna manera represente el estandard de perfección que el signo anterior, Virgo, ha establecido. Virgo es el signo de la pureza, del perfeccionamiento, de los patrones o diseños resultado del trabajo evolutivo, el signo representativo del orden cósmico, de la geometría sagrada, por contraparte de Piscis, el caos primigenio, lo informe y sutil, lo esencial.

Libra evaluará entonces, buscando lo refinado, lo bello, lo apto, en base a comparaciones, según un modelo ideal. Pero en realidad, esto es muy subjetivo, lo que es bueno para algunos puede no serlo para otros, lo que es profano para unos, para otros es sagrado, lo que es hermoso para una persona o, incluso, para una cultura puede no serlo para otra. Por eso, Libra también nos lleva a debates, a la confrontación de un ideal y otro ideal.

Y es que Libra representa la experimentación de la dualidad, la cual no es más que una ilusión, a través de la cual nos percibimos como seres diferentes, separados.

El gran trabajo que este signo nos propone es reconciliar los opuestos, ver en el otro un reflejo de aquello que he de reconocer en mí para ser integrado a la luz de la conciencia.

Libra es el signo de la interacción tú a tú, la socialización, las relaciones interpersonales, esas que nos permiten reconocernos a través del otro.

Es el signo que representa el amor como un ideal, las relaciones de pareja, entendidas como ese intento de armonizarse, de complementarse a través del otro, el compartir lo que somos el uno con el otro y el disfrutar de la presencia de esa otra parte de mí que he proyectado en esa persona y, en un sentido más elevado, reconocer que esta es nuestro espejo y que nos está mostrando aquello que aún hemos reconocer e integrar en nosotros para ser más integros.

Tal es la puerta que se ha abierto; es momento de dialogar más, de mirarnos más a los ojos y afinar la percepción para descubrirnos en los demás, momento de intensificar y potenciar las relaciones, de hacer que nuestra belleza brille más que nunca, así como también, reconocer la belleza que el otro nos muestra a través de sí.

Momento también de reestablecer la armonía, el equilibrio, en aquellas áreas de nuestra vida que precisen ser armonizadas.

Y para conseguir todo ello es preciso hacernos algunas preguntas: ¿Está nuestra balanza bien calibrada? ¿Quién o qué es lo que pesa?, ¿El modelo o patrón que estamos usando para ello está actualizado?, ¿Es congruente con nuestra verdadera naturaleza?.

La armonía que encontramos afuera es un reflejo de nuestra armonía interior y la armonía interior se consigue abrazando dentro de mí lo que afuera se me muestra como desarmónico, el amor que veo expresado afuera es el reflejo de esa sagrada conexión de todas mis contradicciones que al encontrar en mí su síntesis, su fusión, proyectan afuera su belleza para ser completamente reconocidas e integradas como totalidad en el encuentro con el otro. Sólo al amarme por completo puedo amar plenamente.

La experiencia del amor comienza dentro y se abre hacia afuera como una flor que impregna al otro con su perfume.

Otoño es el tiempo en que la Diosa madre entrega los últimos frutos del año para ser fecundada de nuevo por el Dios y las hojas comienzan a caer, esto quiere decir entre otras cosas que es momento de compartir la belleza de lo que hemos cosechado en nosotros y también de despojarnos de todos los condicionamientos obsoletos que hemos generado, de las ideas caducas, así como de evaluar nuestros bloqueos y desecharlos. Esto, de alguna manera, puede hacernos sentir más expuestos y vulnerables, pero es un proceso necesario.

48

Los vientos del aire librino propiciarán que las hojas caigan, desnudándonos del ropaje antiguo, preparándonos para mudar la piel y vivenciar la transmutación interior a través del pasaje del Sol por el siguiente signo, Escorpio, en ese momento algo se transformará por dentro preparándonos para un renacimiento a un nuevo estadio de nuestro ciclo evolutivo.

Durante este tiempo iremos muy profundo en nuestro interior, con la linterna solar, a explorar nuestras sombras y sembrar la semilla que germinará en el nuevo ciclo estacional por venir, cuando, después de transcurrido el invierno, la primavera se haga presente con sus nuevos brotes.

Y ha llegado el momento de hablar del acontecimiento más contundente de esta lunación, del clímax de la misma, el eclipse total de Luna, que tendrá lugar en el signo de Aries y que hará que esta Luna llena sea muy especial.

Este ocurrirá en conjunción al Nodo Sur y al punto de Perigeo lunar, es decir el punto más cercano de la órbita lunar a la Tierra.

Es un punto asociado a Príapo, Dios de la fertilidad, es un Dios fálico, de hecho, con un órgano viril muy pronunciado, un arquetipo relacionado con el instinto masculino de reproducción, no obstante, la mitología nos cuenta que sus intentos por dar rienda suelta a su energía sexual con otras diosas eran infructuosos debido quizá a que su potencia era tal que intimidaba.

Príapo entonces representa un enorme potencial fertilizante que no consigue su objetivo, así como un instinto sexual frustrado. Si a ello añadimos que el eclipse se produce en el signo de Aries, que también está relacionado, entre otras cosas con la energía sexual, podemos entrever que, de alguna manera, las emociones girarán en torno a deseos sexuales reprimidos y/o ira reprimida que puede alterar nuestro estado emocional y generarnos mucha inquietud interior.

Puede ser, por ejemplo, que exista algún obstáculo en este sentido, tal como podría ser alguna situación familiar o emocional estresante o la falta de un lugar donde tener intimidad.

Tal vez la rabia que veamos emerger puede provenir de la frustración de esos impulsos primarios, de la imposibilidad de darles cause.

Por contraparte, el Sol desde el signo de Libra en conjunción a Lilith y al Nodo Norte, abrirá una puerta de entrada a través del arte, de la interacción social o de una nueva relación donde Lilith, la profunda energía sexual femenina, buscará el refugio o exilio, ante las dificultades plantadas por Príapo, punto en el que se encontrará la Luna eclipsada que, en compañía del nodo Sur, puede representar la salida de un afecto de nuestras vidas, o bien el intento de retomar la intensidad que amenaza con salir por la puerta de atrás.

Puede representar también el retorno de un afecto del pasado en una circunstancia especialmente complicada o el recuerdo de alguna herida relacionada con un tema sexual o de violencia familiar que emerge de nuevo para ser integrado y hacer el debido reset que nos libere de una impronta dolorosa e incómoda en lo relativo a nuestra energía lunar, receptiva, femenina, en el marco del simbolismo ariano que concierne, entre otras cosas, al impulso sexual, a la agresividad, la violencia, la rabia.

Así que es normal que estos días algunas personas puedan reencontrarse con fantasmas del pasado, que de alguna manera aún siguen perturbándoles e impidiéndoles disfrutar plenamente de su sexualidad o de el impulso hacia la vida en general.

También pueden surgir temas relacionados con el sentimiento de liderazgo y de independencia, nuestra capacidad ejecutiva y el don de mando.

Por otra parte, es probable que este eclipse de Luna en el signo de Aries recrudezca cualquier situación bélica actual y los acontecimientos que se desencadenen durante su desarrollo, bien puede ser el caldo de cultivo de alguna guerra civil, o resucitar viejos temores respecto a un pasado violento, sobre todo porque el asteroide Vesta, que representa a la Diosa del hogar, la guardiana del fuego sagrado en conjunción a una Luna eclipsada en el signo de Aries, puede hacer referencia al ánimo independentista, que se verá acentuado en el pueblo pero que de alguna manera podrá ser opacado por intereses materialistas.

GuerraVideojuego

No olvidemos que es la Tierra quien proyecta su sombra sobre la Luna y la Tierra es un arquetipo material, materno sí, pero desde una perspectiva material, a diferencia de la luna, un arquetipo que acoge desde la emoción, el principio simbólico del alma, representativa además del hogar, la familia, las raíces, las naciones y los pueblos.

Podría deducirse, por ejemplo, en el ámbito de los sucesos que se avecinan respecto a las elecciones catalanas, que las razones materialistas de algunos, que sólo ven por su propio beneficio, intentarán opacar el sentimiento independentista del pueblo. Ya lo han hecho evidente de varias maneras, entre ellas las amenazas de los bancos, que intentan coaccionar a favor de una tendencia contraria al independentismo catalán.

Curiosamente, el animal de simbólico de la Diosa Vesta es un asno, el mismo animal representativo de Catalunya, así que apelemos a la suerte de este símbolo y esperemos que no se intente sabotear de forma violenta este proceso, pues el signo de Aries tiende a caldear los ánimos.

El hecho de que estén la Luna y Vesta en conjunción al Nodo Sur en Aries también puede ser un indicativo de que la tendencia independentista se impondrá, pues simbolizaría a un pueblo que sale por la puerta nodal Sur al entrar una alianza de personalidades relevantes, representadas por el Sol en Libra por la puerta del Nodo Norte, en conjunción a Lilith, símbolo por excelencia de rebeldía, también en el diplomático pero justiciero signo de libra.

No obstante, la Luna, Vesta y el Nodo Sur, estarán haciendo trígono a Saturno en Sagitario, así que esto puede representar el impulso de un sector de la población a favor de ideologías políticas más conservadoras. Sin embargo, el infortunio se encontrará en conjunción a Saturno en la carta del Eclipse trazada para Catalunya, así que es poco factible que la balanza se incline a favor de tales ideologías, máxime cuando la Luna llena se encuentra en Aries, un signo en el que busca reafirmar el sentimiento de identidad respecto al lugar en el cual se siente uno acogido, llámese hogar, patria, pueblo, y donde la necesidad de independencia se hace patente.

Como aspectos colaterales, Júpiter en Virgo que tiende a una visión más bien fragmentada de la vida, en oposición a Neptuno en Piscis, marcará cierta tendencia al fanatismo, ya sea en la escena política o religiosa.

En un sentido espiritual, hace referencia a una filosofía de vida más bien práctica que nos permita conciliar la parte devocional con las particularidades nuestro propio camino, invitándonos a esa sabiduría metódica y a la práctica y el ritual como medios de integrar nuestros sentimientos más sublimes, sutiles y trascendentes, y viceversa, buscar en lo trascendente, en la comunión interior, la vía de ir más allá en nuestra práctica, ya sea a través de la meditación, los kirtans, de algún retiro, o bien, a través de la danza, la fotografía, la poesía. Lo divino, lo sutil, está ahí para ser experimentado, dentro de sí mismo, en todo lo existente.

Por su parte, Venus, en el signo de Leo en trígono a Urano en Aries nos dispondrá en general a socializar de forma festiva, a demostrar el amor de forma bastante evidente promoviendo un sentido de la amistad en las relaciones y buscando de alguna forma renovar la chispa que avive la pasión, para algunos esto puede representar el intento de mantener encendida esa llama que ha estado ardiendo durante el verano y que otros factores colaterales de esta lunación pueden enfriar, tales como la cuadratura entre Marte en Virgo y Saturno en Sagitario, que puede generar mucha tensión, irritabilidad, rabia contenida y bloqueos, sobre todo de tipo sexual.

Mercurio retrógrado en Libra, por su parte, nos llevará a reflexionar sobre las relaciones y puede generar ciertos inconvenientes o retrasos en cuanto a la comunicación, en especial con la pareja y socios o revelarnos cosas respecto a estos y/o la relación. En todo caso, estaremos cavilando sobre las relaciones con más frecuencia de lo normal.

Se encontrará además en cuadratura a Plutón, que recientemente se ha puesto en movimiento directo, esto quiere decir que nuestras reflexiones respecto a las relaciones y la interacción social en general servirán de impulso a una trasformación estructural en algún área de nuestra vida, aunque también podría generarnos ciertas tensiones en la comunicación de la pareja con un sentimiento asociado de impotencia y frustración.

Concept of stress and frustration of a businessman with laptop

También pueden surgir problemas con la telefonía y con las estructuras que sostienen la comunicación, tales como servidores que fallan y alteran el normal funcionamiento de la interacción y comunicaciones, dificultando o retrasando el intercambio y la difusión de información.

Así que, Keep Calm y aprovechemos al máximo otros aspectos que nos brinda esta lunación.

Por un lado, el sextil entre Saturno en Sagitario y el Sol en conjunción a Lilith y el Nodo Norte en Libra que es indicativo de nuevas conexiones muy profundas y significativas o bien, reconciliaciones o lazos kármicos que se refuerzan, todo será en aras de proyectos que se realicen en común, ya sea de pareja, artísticos o profesionales.

Pueden, así mismo, surgir alianzas con el fin de gestionar temas educacionales, políticos, religiosos o proyectos en el extranjero, ya sea por intereses profesionales o meramente económicos.

Por otro lado, el trígono entre Júpiter en Virgo y Plutón en Capricornio, nos dará, por una parte, mucho trabajo a nivel externo que ocupará nuestro tiempo y, por otra, la capacidad de encontrar el significado más profundo a los retos que se nos presenten y ser capaces de hallar el sentido de las pequeñas cosas e identificar el importante lugar que ocupa cada pequeña pieza del rompecabezas que conforma nuestros sueños o proyectos en el impulso de la transformación de nuestras estructuras, y viceversa, como la transformación de nuestras estructuras repercutirá en que las piezas encajen a la perfección y nuestros proyectos o ideales prosperen, no sin la debida cuota de trabajo y disciplina interior.

Este trígono puede ser muy sanador, fructífero y enriquecedor si sabemos aprovecharlo, nos ayudará a fortalecernos y empoderarnos en la medida en que prestemos atención a los pequeños detalles importantes y seamos más organizados. Es un trígono que permite reconocer la grandeza de lo pequeño e indagar en la complejidad que pueden entrañar las cosas sencillas y en su profundo significado. Es un aspecto favorable para aquellos que estudian el ocultismo y la magia desde una perspectiva práctica y ritual, sin perder de vista el sentido devocional y/o místico, puesto que Neptuno, desde el signo de Piscis se encuentra en oposición Júpiter en Virgo.

En este sentido, la comunión con la gran madre naturaleza siempre nos mostrará grandes verdades y nos bendecirá nutriéndonos y sanando cualquier sentimiento de dolor, vacío o abandono.

En un matiz no precisamente positivo, Saturno en Sagitario en sextil al Sol en Libra y en cuadratura con Marte en Virgo, al que pronto le espera Júpiter en trígono a Plutón en Capricornio, nos hace pensar en alianzas gubernamentales en relación a ejércitos que se preparan para incursionar en sitios de difícil acceso, pero donde los que consigan obtener el control podrán hacerse con grandes beneficios, relacionados con trabajos de prospección subterránea, pues el trígono entre Júpiter en Virgo y Plutón en Capricornio favorece la exploración de aquello que se encuentre bajo tierra y la implementación de estructuras que permitan sacar provecho de ello.

Y todo esto asociado a temas de fanatismo religioso, pues Júpiter en Virgo, tan dogmático como es en cuanto a creencias, opuesto a Neptuno Piscis que en su faceta negativa adquiere una actitud fanática, aunado al mencionado trígono Júpiter/Plutón potenciarán ese tipo de extremismo religioso que no repara en matar para sembrar el pánico y establecer una estructura que perpetúe su poder.

Es algo que ante el panorama ya existente en países como Siria, nos señala el inminente recrudecimiento de la situación.

También hemos de estar alertas ante posibles conatos de incendios o explosiones volcánicas, puesto que Aries representa la chispa, el fuego inicial y la Luna eclipsada en conjunción a Vesta, diosa guardiana del fuego en el punto del perigeo lunar, puede generar cierta inestabilidad en este sentido.

Esta es pues una lunación bastante dinámica, tensa, ardiente, apasionada, decisiva y lunática por demás, no me queda más que desear que esta puerta equinoccial que se ha abierto nos conduzca de la forma más amable posible en el viaje al inframundo del alma, que la Luz nos permita reconocer las sombras y en ellas la más brillante y reveladora Luz. Que se revelen hermosos diamantes a nuestro paso…

Que Perséfone, la semilla sembrada en nuestro interior, reine vibrante de fortaleza y profunda sabiduría, para que al retornar al mundo exterior, en primavera, florezca en nosotros majestuosa y que la esta gran Luna llena eclipsada nos permita reencontrar en nuestro interior la fortaleza y el espíritu combativo necesario para afrontar con valentía cualquier obscurecimiento y reafirmar nuestro más íntimo sentir.

 


nathacha-oura
Nathacha Oura

Consultora de Astrología y Tarot

http://nathachaoura.blogspot.com.es/

CURSO DE ASTROLOGÍA GRATIS
Aprende Astrología con nuestro Curso de Iniciación
Recibe nuestras lecciones por email
Si detectamos que no abres nuestros correos, te daremos de baja automáticamente.