Luna Llena en Aries 2020

La Luna llena en Aries tendrá lugar el 1 de octubre de 2020

horizontal break

¿Dónde te cae esta Luna Llena en Aries en tu mapa?
Calcúlalo ahora gratuitamente con AstroSpica

acceder-ahora
horizontal break

La Luna llena que está por acontecer tendrá lugar en el grado 9 del signo de Aries, el carnero, ese animal que se empeña en ir por la vida a golpe de cabezazos, que se impulsa con ímpetu y valentía enfrentándose a lo que haga falta, haciendo gala de su espíritu combativo.

Aries, como primer signo del zodiaco, representa los inicios, el nacimiento de algo, es como el pollito que rompe el cascarón y sale a la vida, bien podría decirse también, la Vida que sale a la vida. El Ser encarnado, esa chispa divina que ha emergido de la totalidad informe del océano de la existencia, representado por el signo de Piscis, buscando diferenciarse, ser único, manifestando así una individualidad.

Aries hace pues referencia a un sentido de identidad, que vemos plasmado en su frase clave “Yo Soy”.

Por ello, la principal necesidad que se hará evidente con esta Luna llena es la de autoafirmarnos, e incluso reafirmarnos en aquello que, de alguna manera, sentimos que somos, ya que Marte, dispositor de esta Luna por su regencia sobre el signo de Aries, nos llamará a ello.

Ciertamente, hay momentos en la vida en que reafirmarse es importante, es una especie de confirmación que refuerza nuestra voluntad y reaviva nuestra identidad, una identidad, no obstante, ilusoria, ya que representa al personaje o máscara que utilizamos en esta vida para seguir experimentando, aprendiendo y evolucionando, mas no al Ser real y trascendente que somos y que permanece velado por esa identidad egoica, necesaria, sin embargo, para experimentar en este mundo.

Otra necesidad que suele salir a flote con esta Luna llena es la de tomar alguna iniciativa, la de aventurarnos a comenzar algo nuevo, pero mientras Marte se encuentre retrógrado no será el mejor momento para ello, será tiempo más bien de retomar antiguas iniciativas que por algún motivo pudieron quedar aparcadas y que actualmente nos sintamos llamados a reactivar.

A nivel emocional estaremos más irascibles e irritables que de costumbre, pero Marte retrógrado hará que gran parte de esa irritabilidad se vuelque hacia adentro, cosa que se verá reforzada por la cuadratura que Marte en Aries está formando con Saturno y Plutón, también retrógrado, en el signo de Capricornio, que generará ciertos bloqueos y dificultades para expresar abiertamente nuestra rabia.

Puede ser, por ejemplo, que nos cohibamos de hacerlo porque sintamos que no es conveniente ya que ello nos acarrearía disgustos o problemas mayores y nos restaría poder, o que nos encontremos haciendo pulso con alguna persona o situación para tomar ciertas decisiones o iniciativas y nos demos cuenta de que no es el momento, de que algo nos retiene y/o nos fuerza a esperar, o bien de que el tiempo no es el más propicio o las condiciones no están del todo dadas.

También es probable que nos encontremos sitiados ante las amenazas reiterativas de otro o algún ultimátum, mientras asistimos impotentes al posible derrumbamiento de alguna estructura importante en nuestras vidas.

En todo caso, estas cuadraturas pueden propiciar sentimientos de impotencia y frustración, y teniendo en cuenta el hecho de que Marte en Aries se encuentra retrógrado, es posible, si no encontramos una forma sana y constructiva de canalizar esas energías de rabia y enfado, que acabemos implosionando, carcomidos por dentro por esa intensidad emocional que por algún motivo no puede ser expresada, lo cual puede generarnos mucho stress, agotamiento e incluso llegarse a somatizar a través de alguna dolencia como puede ser dolores de cabeza, musculares, articulatorios, problemas en los dientes, erupciones u otras molestias en la piel, así como también infecciones, que pueden recrudecer en estos tiempos, afectando especialmente a las personas mayores, así que a cuidarse mucho y fortalecer el sistema inmune.

Estas cuadraturas pueden representar además conflictos, en especial con figuras de autoridad e institucionales.

El lado bueno de esta tensión energética es que nos dará la resiliencia necesaria para asumir los retos que nos propone, así como para soportar las dificultades del momento, fortaleciéndonos y haciéndonos más sabios y maduros. Es recomendable, en todo caso, hacer algo de ejercicio físico para canalizar mejor estas energías y liberar el stress y la ansiedad que suponen.

A nivel mundano, esta tensión cósmica podría hacer alusión a conflictos institucionales que amenacen de alguna manera con el derrumbamiento de instituciones y empresas, a no ser que se preparen para asumir las transformaciones necesarias para que puedan seguirse perpetuando, aun así, las habrá que ya no se sostengan más y, es altamente probable que, una vez que Marte se ponga directo, a partir del 14 de noviembre, reciban una buena estocada, el golpe de gracia, por así decirlo.

Por otro lado, las mencionadas cuadraturas se harán notar igualmente a manera de tensión entre los ámbitos militar e institucional.

La presencia de Lilith en conjunción a Marte retrógrado en el signo de Aries, también en cuadratura con Saturno en Capricornio, añadirá un toque de rebeldía que intensificará aún más la tensión reinante y que puede suscitar episodios de represión ante aquellos factores que desean rebelarse haciendo las cosas a su manera.

Lilith representa, entre otras cosas, al feminismo, que estará más aguerrido que nunca y que no será ajeno a la tensión reinante con las instituciones.

Los conflictos también pueden evidenciarse en el entorno familiar, así como en asuntos relativos a la casa, o manifestarse a través de la relación con la madre, con figuras femeninas en general, o bien, con cuidadores.

Puede, así mismo, que nos sintamos llamados a luchar por nuestro hogar o cualquier lugar que consideremos nuestro territorio, así como por nuestra familia, madre y/o algún otro afecto.

Y, en líneas generales, el guerrero interior estará efervesciendo en el alma, impulsándonos a retomar alguna vieja batalla o preparándonos para las que estén por venir.

La sexualidad también puede verse afectada por estas cuadraturas y por la retrogradación de Marte, dando lugar a episodios de tensión sexual no resuelta, represión del impulso sexual ante obstáculos y dificultades para expresarlo y, en algunos casos, rebelión ante ciertos límites o convencionalismos que coartan y/o censuran la expresión de esta energía.

Marte retrógrado en el signo de Aries, en todo caso, nos invita a explorar la energía sexual a nivel más interno que externo, es momento de profundizar en ella, interiorizarla, y aprovechar esa cuadratura con de Marte retrógrado con Saturno y Plutón, para tomar consciencia de los miedos, bloqueos y condicionamientos que impiden su expresión y su disfrute y que es necesario transformar para poder canalizarla apropiadamente. Los trígonos que estará formando Venus en Leo con Marte y Lilith en Aries, facilitarán este proceso ya que el amor nos dará una dosis extra la valentía para lograrlo y la pasión se avivará despertando atracciones intensas y poderosas.

Por si fuera poco, la Luna llena ariana estará en conjunción a Quirón, brindándonos la oportunidad de tomar mayor consciencia de las heridas que anidan en nuestro interior, especialmente en lo relativo a nuestra identidad, valentía, iniciativa, así como también a nuestra sexualidad.

Así mismo, las heridas relacionadas con experiencias traumáticas ya sean propias o heredadas a través del clan familiar, tales como aquellas relativas a guerras, violencia de cualquier tipo o accidentes pueden reavivarse con este tránsito, que nos llama a sentirlas con la intención de abrazarlas e integrarlas.

La cuadratura entre Marte y los planetas Saturno y Plutón, puede dificultar este proceso, ya que es muy probable que nuestra reacción ante la rabia y la impotencia que emergen de esas heridas sea reprimir esas emociones, pero es importante darnos el espacio y, sobre todo, el tiempo para aceptar, integrar y sanar, desde una contención que nos sostenga mientras transformamos nuestros miedos y condicionamientos para poder renacer como el ave fénix.

Como veis, esta Luna será tensa e intensa, pero también nos brindará una gran oportunidad de trabajo interno y sanación.  

Finalmente, este ciclo lunar que inició con el novilunio en el racional y pragmático signo de Virgo y tendrá su clímax en el impulsivo e individualista signo de Aries, nos propone ser más íntegros o enteros con el objetivo de reafirmar nuestra personalidad, conduciéndonos así a ser también más originales y auténticos.

 

Nathacha Oura
Consultora de Astrología y Tarot
http://nathachaoura.blogspot.com.es/

¿No lo tienes aún? Consigue ahora tu Tarot Astrológico Molins ¡Lo quiero!
¡Últimas Plazas! reserva ahora para nuestros eventos en MÉXICO Reservar
CURSO DE ASTROLOGÍA GRATIS
Aprende Astrología con nuestro Curso de Iniciación
Recibe nuestras lecciones por email
Si detectamos que no abres nuestros correos, te daremos de baja automáticamente.