Marte en Libra: Una Sexualidad Diferente

Libra

 

Hace unos días subíamos el artículo de Sexualidad Astrológica a la página de Campus Astrología. En él, nos explayábamos con Marte en Tauro, una posición anómala, exiliada (Marte en un signo de Venus). No lo hacíamos en cambio con Marte en Libra, alegando que esta posición podía resultar bastante similar a la de Marte en Tauro. Sin embargo y pensándolo mejor, aunque ambos signos están regidos por Venus, su manifestación es sin duda diferente, comenzando porque su elemento y su modalidad son distintos. En el artículo de hoy, explicaremos las características fundamentales de la manifestación sexual de Marte en Libra.

Libra es Venus Cardinal de Aire, al contrario que Tauro, que es Venus Fijo de Tierra. Si lo pensamos bien, nos daremos cuenta de que, aun siendo ambos venusinos, Tauro cuenta con dos cualidades más que sólidas, en modalidad (Fijo) y en elemento (Tierra), mientras que Libra, el signo de las dudas, posee dos características de carácter voluble, tanto modal (Cardinal) como elementalmente (Aire). Tan sólo esto ya crea diferencias.

Observemos pues los parecidos y las diferencias que en la cama presentan Marte en Libra y Marte en Tauro:

  1. El Sexo es Placer:

Ni desahogo, ni una formalidad, ni una necesidad. Placer. Tanto para Marte en Tauro como para Marte en Libra, es placer.

Ahora, eso sí, Libra ofrece distinción en todo. Ese placer que Tauro encuentra en la carnalidad, en el tacto, en lo tangible, Libra lo encuentra más en lo sutil. La perspectiva sexual pura, la de Marte, nos habla de cómo ejecutamos nuestra energía más animal, más primitiva. Libra no sabe de eso, por lo que hace su propia interpretación. El acto de la conquista de otro cuerpo, Libra lo vive como una persuasión sensual e indirecta. El placer que Tauro ve en transformar la animalidad de Marte en una animalidad consciente de sí misma, recreativa y recreada, Libra lo encuentra en oponerse directamente a lo animal, en disecar al animal. Libra se expresa sexualmente a través del disfrute de la otra persona, no de su carne. El ser consciente de las intenciones y los porqués de las actitudes de su compañera o compañero durante ese acto supuestamente animal que es el de Marte, hace que Libra sienta la ejecución del instinto como algo saciante.

Se puede decir que Libra comienza a ver el placer cuando detecta (consciente o inconscientemente) que el sexo es algo de lo que el humano hace uso por su propia libertad, recreativo y repleto de muestras de afecto y diversión.

  1. Detalles:

Marte en Tauro es hipersensorial, pero quizá un burdo olor afrodisiaco en la habitación pueda saciarlo. Libra incorpora siempre la intelectualidad a los sentidos, y quizá se fije mucho más en el entorno y en cómo éste está cuidado. Las mujeres con Marte en Libra se sienten tremendamente atraídas por una masculinidad intelectual, y los hombres con Marte en Libra hacen gala constantemente de su diferenciación masculina: ellos son indirectos y cuidadosos cuando los demás, se supone, que no suelen serlo.

Habitaciones con rosas, todo bien colocado o con una razón de ser, armonía en el lugar del acto… todo ello hará que Libra quiera hacer uso de ese proceso marcial del que, según sus creencias más ocultas, los humanos hacemos uso desde un plano superior, sin llegar a pertenecernos del todo más allá que en el puro deseo de ejecutar nuestra libertad omnipotente.

  1. Hipersensibilidad:

Marte hace que Tauro entre al trapo y pase sin darse cuenta de toro manso a toro bravo, de la pradera a la plaza.  Sin embargo, Libra disfruta de su propia incapacidad marcial, no sucumbe a ella, pues es consciente de que no es su terreno y que tendrá que darle la vuelta a su interpretación, dado que, si procura jugar el juego de Ares, éste le hará lo que a Tauro: desorientándolo, siendo el remedio peor que la enfermedad. Libra es muy consciente de las contraindicaciones del prospecto, por ello lucha desde la paz.

El acto sexual es una lucha y Libra no entiende de luchas. Por ello congela la velocidad y enfrasca la visceralidad. Todo a cámara lenta, desde el prisma del observador, sintiendo lo que a primera instancia parece no estar ahí, llegando a ser hasta telepática. Libra se fusiona, le gusta que el 2 sea un 1, su sensibilidad le hará entablar miradas, conversaciones y caricias que sorprendentemente harán que la simulación reproductiva se intensifique mucho más por el otro lado del círculo que por su dirección habitual. Hoy, la cama parece un restaurante dedicado a las bodas de la más alta gama. Les presentamos a los gourmets del sexo (y de todo, vaya).

 

Redacción Campus Astrología

Ya disponible el MÁSTER EN ASTROLOGÍA KÁRMICA 2: PLANETAS RETRÓGRADOS COMPRAR
¡Últimas Plazas! reserva ahora para nuestros eventos en MÉXICO Reservar
CURSO DE ASTROLOGÍA GRATIS
Aprende Astrología con nuestro Curso de Iniciación
Recibe nuestras lecciones por email
Si detectamos que no abres nuestros correos, te daremos de baja automáticamente.