Creatividad, Emociones y Locura: Los Signos de Agua

Monstruo del Lago Ness

Sumergidos en mundos ficticios, los tres signos de agua viven ajenos al resto, inundados de emociones que les alteran psicológicamente, para bien o para mal.

En el año 1977, el fallecido y escorpiano (valga la redundancia) artista milanés Bruno Munari, publicaba el libro “Fantasía”, en el que dedicó un par de páginas a la diferenciación de los cuatro tipos en los que, según él, constaba la capacidad de creación: fantasía, inventiva, creatividad e imaginación. En este artículo, relacionaremos tres de estos cuatro conceptos con los tres signos de agua, puesto que creemos que la creatividad es lo mismo que lo que Munari llamaba capacidad de creación y, por tanto, se engloba en cualquiera de los otros tres vocablos.

Veamos pues cómo distorsionan la realidad nuestros queridos acuáticos:

Tesla Cáncer

Nikola Tesla, Cáncer, fue capaz de imaginar hasta el punto de diseñar, a primeros del siglo XX, el fundionamiento del teléfono móvil, los robots, la Realidad Virtual o los platillos volantes.

 

CÁNCER – IMAGINACIÓN

Regido por el yo femenino, la luna, Cáncer crea por impulsos, empujado por los cambios lunares, por las olas del mar, como buen signo cardinal, sin necesidad de seguir un hilo de pensamiento como sus compañeros Escorpio y Piscis hacen. Cáncer ve algo de pronto y se lo cree, se sume de forma directa en el universo que semi-psicóticamente ha percibido repentinamente. Este comportamiento lunar no ha de confundirse con el uraniano, que también es repentino e imprevisible, pero a un nivel más consciente, más mental, por lo que el loco (Acuario, de aire, afín a Urano) y el lunático (Cáncer, regido por la luna), podrían ser considerados los más excéntricos del Zodiaco, pero, visto de esta forma, Cáncer podría resultar más afectado por este mecimiento del alma, dado que lo sufre, al contrario que Acuario, a nivel inconsciente y lo siente ajeno a él… Acuario, al menos, sabe que está un poco loco.

Esta forma de evadirse concuerda perfectamente con la descripción de imaginación que hace Munari en “Fantasía” (teniendo en cuenta antes que, según él, toda capacidad de creación es todo aquello que antes no existía): “La fantasía y la inventiva, piensan, la imaginación ve.”

 

Anton van Leeuwenhoek

Anton van Leeuwenhoek fue “El Padre de la Microbiología”. Con ese nombre de guerra, no podía ser otra cosa que Escorpio, y dan fe de ello sus grandes aportaciones a los primeros microscopios de la Historia.

ESCORPIO – INVENTIVA

 

La forma de crear de Escorpio es tanto la más intensa como la más peligrosa de los signos de agua, pues, aparte del emocional, alberga un importante factor mental, el cual mezcla con aquél de forma más que eficiente.

Según Bruno Munari, la inventiva es “Todo aquello que antes no existía, pero que es exclusivamente práctico.”. Esto es Escorpio, un examinador, un cirujano: coge un dato y comienza a desmenuzarlo de forma consciente, al igual que el glifo de Plutón, que alberga un sol y una luna sobre la materia: consciencia e inconsciencia utilizadas a la vez.

Las malas pasadas de la imaginación de Cáncer pueden generarle temores muy intensos que luego se vayan fácilmente, pero, en la fijeza de Escorpio, es difícil que aquello que ha creado en su mente meticulosamente se vaya de forma rápida, por lo que le saldría mucho más rentable utilizar su inventiva para temas profesionales y dejar otras características suyas para los personales.

Einstein

Albert Einstein, Piscis, elaboró la Teoría de la Relatividad gracias a que se quedaba horas embobado mirando trenes.

 

PISCIS – FANTASÍA

 

Para Bruno Munari, la fantasía es “Todo aquello que antes no existía y que aun así es irrealizable.”. Es decir, que Piscis crea sin coherencia alguna. La imaginación de Cáncer es aleatoriamente coherente, pues es una asociación inconsciente y repentina; la inventiva de Escorpio es totalmente coherente en estructura, pues ha sido creada y recreada, paso a paso, de manera intensa y profunda. La fantasía de Piscis no.

Piscis es un río en calma que se altera al llegar al mar, pero que mientras actúa de forma muy tranquila, yendo de un lado a otro sin ningún sentido, pero en un mundo que se balancea cómodamente. Piscis mantiene su hilo de pensamiento, encerrado en su yo, mezclando lo inmezclable conceptualmente, hasta que desemboca en algo extraño, innovador y único, análogo a Neptuno, planeta de las ensoñaciones, y a la casa 12, área de reclusión y exclusividad.

¿Ahora entendéis por qué, a pesar de su sensibilidad, estos tres signos se llevan muchas veces mejor con una obra de arte o con la medicina que con las personas? Aprendamos a dejar que vuelvan a la tierra, y que ellos aprendan a colocar esa capacidad creativa en lugares más puntuales, menos arriesgados.

Redacción Campus Astrología

Ya disponible el TAROT ASTROLÓGICO MOLINS de 111 cartas Comprar ahora
¡Últimas Plazas! reserva ahora para nuestros eventos en MÉXICO Reservar
CURSO DE ASTROLOGÍA GRATIS
Aprende Astrología con nuestro Curso de Iniciación
Recibe nuestras lecciones por email
Si detectamos que no abres nuestros correos, te daremos de baja automáticamente.